Washington, 6 Ene (Notimex).- Donald Trump fue certificado hoy como presidente electo de los Estados Unidos para un periodo de cuatro años a partir del próximo 20 de enero, luego de la contabilización formal de los votos del Colegio Electoral.

En una sesión solemne de ambas cámaras del Congreso, presidida por el vicepresidente Joseph Biden, Trump obtuvo 304 votos electorales, 34 más de los 270 reglamentarios para ganar las elecciones del 8 de noviembre, aunque perdió el voto popular frente a Hillary Clinton.

La exprimera dama estadunidense obtuvo 227 votos electorales, el exsecretario de Estado Colin Powell tres, uno el gobernador de Ohio, John Kasich, uno más el senador de Kentucky, Ron Paul; otro el senador de Vermont, Bernie Sanders, y también uno el jefe tribal Águila Calva.

En una contabilidad separada, el exgobernador de Indiana, Mike Pence, obtuvo 305 votos electorales para convertirse oficialmente en vicepresidente electo de Estados Unidos y el senador de Virginia Tim Kaine, 227 votos.

Como se esperaba, fue una sesión atropellada luego que la representante demócrata de Texas, la afroamericana Sheyla Jackson Lee, intentó impugnar los resultados alegando que existió interferencia de Rusia en el proceso electoral.

Aunque el vicepresidente Biden escuchó la interpelación, hizo notar a la legisladora que requería ser secundada por al menos un senador. Al no contar con el apoyo expreso de ningún miembro de la Cámara Alta, la impugnación fue declarada fuera de lugar.

La contabilidad de la votación continuó momentáneamente, pero el proceso fue interrumpido por los gritos de varios jóvenes manifestantes. La sesión fue detenida de manera temporal en tanto miembros de seguridad los escoltaban fuera de la sala de sesiones.

Al menos dos jóvenes afroamericanos y uno blanco que se encontraban en las galerías del público fueron removidos del Capitolio.

A raíz de que los demócratas carecen de medios legales para detener la toma de posesión de Trump, que tiene mayorías republicanos en la Cámara Baja y el Senado, las impugnaciones buscaron simbólicamente poner en tela de juicio el desenlace debido al presunto hackeo por parte de Rusia.

“Es claro que Rusia intervino en un intento por interferir en las elecciones presidenciales del 2016. Esta acción de un gobierno extranjero no tuvo precedentes, violó nuestra Constitución y socavó los pilares fundacionales de nuestra libertad y democracia”, sostuvo el legislador demócrata Ed Perlmutter, otro de los quejosos.

Aunque la comunidad de inteligencia de Estados Unidos identificó a los más altos niveles del gobierno ruso por la intrusión en el proceso electoral, Trump ha puesto en duda la credibilidad de las agencias estadunidenses de espionaje.

El presidente Barack Obama recibió este jueves a puertas cerradas un informe especial sobre el hackeo de Rusia y Trump recibió el propio esta mañana en Nueva York. Una versión de consumo público será divulgada el lunes.

Más de 50 mil correos fueron publicados por Wikkileaks durante la pasada campaña presidencial.

Una primera ronda de ellos involucró acciones de favoritismo de funcionarios del Partido Demócrata por Hillary Clinton en detrimento de Bernie Sanders. El incidente le costó el puesto a la presidenta de ese partido, Debbie Wasserman, y a su primer círculo de colaboradores.

Otros correos expusieron las acciones de John Podesta, director de la campaña presidencial de Clinton, así como supuestas prácticas controvertidas de la Fundación Clinton.

 

Dejar respuesta