Ciencia y tecnologíaSALUD

La artritis reumatoide es una de las principales causas de discapacidad funcional

4Views

Ciudad de México a 30 de Octubre (ESFERA EMPRESARIAL).-La artritis reumatoide es una enfermedad que afecta en promedio al 1% de la población mundial.1  Tiene repercusiones importantes en la expectativa de vida de los pacientes y reduce cerca de 3 años en la vida de las mujeres y 7 años en hombres.2

Aunque se desconoce la causa exacta de la artritis reumatoide, se sabe que el sistema inmunitario ataca a los tejidos de su propio cuerpo, esto es una enfermedad autoinmune.3 Algunos factores que se cree están implicados en su causa son los genes, el medioambiente, las hormonas, infecciones, tabaquismo, entre otros.3

Es una de las principales causas de discapacidad funcional y pensiones por invalidez.4 Entre las secuelas de la artritis reumatoide está el dolor crónico y articular, limitación de la función, disminución de la calidad de vida, discapacidad e invalidez.4

De acuerdo con la Dra. Roxanna Flores, especialista en reumatología y Gerente Médico de Alta Especialidad de Roche México, “29% de los pacientes que sufren artritis reumatoide padecen incapacidad funcional y 50% de los pacientes dejaron de trabajar a los 10 años, por lo que es importante informar al paciente sobre la enfermedad y apego al tratamiento, reforzar esta información de manera periódica para incentivar su  cumplimiento y mejorar la respuesta clínica”.

Diferentes estudios avalan que la adherencia en AR muy variable del 30 al 80%5 de los pacientes abandonan el tratamiento, lo cual no solo provoca un resultado terapéutico desfavorable sino que incrementa el número de recaídas y complicaciones.

Por su parte, Concepción Cazariego, presidenta de la Asociación Mexicana de Familiares y Pacientes con Artritis Reumatoide (AMEPAR), mencionó que “en la asociación trabajamos todos los días para apoyar a los pacientes   por medio del fomento al  conocimiento de la enfermedad y mediante acciones para generar acceso a una atención integral para evitar que los pacientes abandonen su tratamiento y estén conscientes de las alternativas innovadoras de hoy en día”.

“No soy de cARtón”

En el marco del Día Mundial de la Artritis Reumatoide, la AMEPAR en conjunto con Roche llevan a cabo la iniciativa “No soy de Cartón”, a través de la cual se realizó un concurso de dibujo dirigido a  niños y adultos con artritis reumatoide en el que plasmaran antes y después de recibir su tratamiento.

Roche y AMEPAR realizaron la premiación d­­el concurso de dibujo en el que participaron alrededor de 70 pacientes, en un evento para esta comunidad y sus familiares, en donde se dio a conocer  la página de Facebook de la iniciativa.

Con la apertura de la página de Facebook, el público contará con un espacio con información específica sobre artritis reumatoide. El contenido de la página es informativo, que podrá ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente. La plataforma abarcará desde información sobre la enfermedad, hasta mitos relacionados con la artritis reumatoide, ejercicios para fortalecer las articulaciones, frases motivacionales y experiencias de pacientes.

La plataforma aspira a crear una comunidad digital que incentive al público a mantenerse actualizado en el tema y que comunique la importancia del apego al tratamiento para la enfermedad. Asimismo, promueve que los pacientes que tomen un papel más activo en su enfermedad.

La página se cimentará como una fuente de acompañamiento en la vida diaria. Se busca crear una comunidad en donde, además de mantener a los seguidores informados y actualizados en el tema, puedan sentirse identificados con el contenido. Se puede formar parte de la comunidad ingresando a la siguiente liga www.facebook.com/nosoydecarton.

Informar a los pacientes sobre las alternativas innovadoras de tratamiento y sobre la adherencia a este, puede hacer un cambio sustancial en su vida y en la prevención del desarrollo de la enfermedad.

La artritis reumatoide es un padecimiento incapacitante con alta mortalidad, establecer una comunidad digital puede incitar que el paciente continúe con su tratamiento, lo cual controla la deformidad y detiene la progresión de la enfermedad, lo que les permite a los pacientes continuar con su vida cotidiana de manera normal.3